789
FB Twitter Instagram Linkedin
#EsoEsCuento
Home
/
Caso real testimonio 7
Casos reales
¡La trata de personas no es un cuento!
Historia de una víctima de trata de personas en México

De acuerdo con datos de la Procuraduría General de la República de México, citados por el periódico El Economista en 2017, en el país americano existen 47 grupos de delincuencia organizada involucrados en la trata y tráfico de personas, con fines de explotación sexual y laboral. Uno de ellos es el responsable de la desdicha de una colombiana que, bajo falsas propuestas de trabajo, se vio obligada a ejercer la prostitución.

 

Todo comenzó en Colombia. Paula, una joven mujer madre de un niño, fue contactada por un hombre. No tenía mal aspecto o parecía peligroso, por el contrario, se portó amable y simpático: le contó que en México, donde había vivido algunos años, valoraban el trabajo de los colombianos. Le prometió que allí podría llegar a conseguir un empleo muy bien remunerado con ayuda de sus contactos. Una oferta llamativa para una joven con un futuro incierto y deudas por pagar. Como él lo esperaba, no le costó mucho tiempo ni esfuerzo convencer a Paula de viajar al exterior.

 

A través de un préstamo del hombre, la joven logró financiar su pasaporte y tiquetes aéreos. Se despidió de su familia y tomó un nuevo rumbo. Una vez llegó a México, fue llevada a un club nocturno, comprendió la realidad: no había trabajo de mesera, recepcionista o bailarina, de hecho, no había trabajo alguno, dinero o calidad de vida. Se había convertido en una de las 4,8 millones de víctimas de explotación sexual que reportó esta nación en 2016, según información de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

 

Este delito no contempla fronteras ni género, sin embargo, se estima que el 93% de víctimas en México son mujeres, niñas y adolescentes, por lo que el asunto es considerado violencia de género.

 

La rutina de Paula se tornó tortuosa. Era obligada a “trabajar” durante doce horas al día, el pago por el alquiler de su cuerpo era propiedad de sus tratantes, quienes le exigían 450 dólares semanales hasta completar 12 millones de pesos, el supuesto monto de la deuda adquirida con su viaje. Los integrantes de la red de trata la vigilaban frecuentemente, cuando no podían hacerlo en persona, la llamaban al establecimiento nocturno para asegurarse de que continuara allí.

 

El hombre que la había contactado meses antes residía en Colombia, conocía a su familia y la casa en la que vivían. Así que ella creía en la veracidad de las amenazas sobre lastimar a sus seres queridos. Sin embargo, cansada de meses de abusos físicos y de esclavitud sexual, no dudó en escapar cuando la oportunidad se presentó.

 

Su refugio era la casa de una amiga que conoció en el club, con su ayuda logró conseguir el dinero para volver a su país, pero el tormento no acabó, pues las amenazas persisten, ahora es su familia quien las recibe. Por ello, tomó la decisión de denunciar la trata de personas de la que fue víctima. Con el apoyo de las autoridades, busca que detrás de la fachada de club nocturno, se vislumbre el delito que ha vulnerado los derechos humanos de miles de personas alrededor del mundo.

 

México es uno de los principales destinos de explotación en el exterior, de acuerdo al sistema de información de la Fiscalía General de la Nación de Colombia. Algunas de las ciudades de alta incidencia son Tijuana, Mexicali, Nogales, Ciudad Juárez, Nuevo Laredo, Matamoros, Cancún, Tapachula, Acapulco, Puerto Vallarta, Veracruz, Oaxaca y la capital, Ciudad de México.

 

La magnitud de este flagelo no puede medirse con exactitud, tampoco la cantidad de mujeres, hombres y niños que se han visto involucrados como víctimas, ya sea de explotación sexual, trabajo forzoso, mendicidad ajena, servidumbre, matrimonio servil o extracción ilegal de órganos. La trata de personas en Colombia y el mundo es un delito que requiere la atención y acción de todos. Comparte este testimonio, informa a quienes te rodean sobre la realidad y mantente alerta, pues nadie está exento de convertirse en víctima. Te invitamos a reportar los casos que conozcas y las sospechas que tengas, una llamada a la línea 122 o 01 8000 52 2020 puede salvar vidas.

Reporta un caso
con el respaldo de
Gobierno de Colombia
Fiscalía General de la Nación
Futuro Colombia
Policía Nacional
Superintendencia de Industria y Comercio
Migración
Unión Europea
Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito
GloAct
Organización Internacional para las Migraciones
Unicef
Colombia Vuela libre
Red PaPaz
Fundación Renacer
Avianca
Aeropuerto El Dorado
La trata de personas no es un cuento, si conoces algún caso y deseas denunciarlo ¡Contáctanos!