6
FB Twitter Instagram Google+ Linkedin

Infórmate sobre el tráfico de personas y explotación sexual

Línea
122
LÍNEA GRATUITA NACIONAL
01 8000 52 20 20
Escríbenos
Línea
122
LÍNEA GRATUITA NACIONAL
01 8000 52 20 20
Home
/
Noticias
/
Explotadores, la prostitución vulnera los derechos humanos
EXPLOTADORES, LA PROSTITUCIóN VULNERA LOS DERECHOS HUMANOS

La prostitución, un flagelo que vulnera los derechos humanos de aquellas personas que la ejercen por consentimiento y por quienes son obligadas a hacerlo mediante el delito de trata de personas, cuyo fin es la explotación sexual. Aunque en dos escenarios distintos tiene los mismos protagonistas: víctimas, explotadores y prostituyentes, conoce por qué en la siguiente nota. 

Las situaciones de prostitución se remontan a los años previos a Cristo. Desde hace incontables siglos, esta práctica ha aquejado a mujeres, hombres, adolescentes y niños alrededor del mundo. En ocasiones, puede entenderse como una condición voluntaria o un oficio, sin embargo, detrás de gran parte de los escenarios de prostitución, se oculta el delito de trata de personas.

 

La prostitución en Colombia no es ilegal, tampoco está penalizada ni ofrece un marco jurídico en la protección de los derechos de las personas en esta situación. Relacionarla con la trata de personas es, de hecho, ampliamente controvertido en la sociedad, pues para algunos ciudadanos, sobre todo para los demandantes, la prostitución se constituye como un ejercicio legítimo, donde existe el préstamo de un servicio a cambio de una retribución económica para quien "ofrece" estos servicios. En el caso de los niños, niñas y adolescentes la prostitución jamás puede considerarse una desición libre de las victimas ni tampoco un trabajo, la explotación sexual Comercial de Ninas, Niños y Adolescentes es un delito penalizado por la ley. 

 

La cuestión principal es determinar si las situaciones de prostitución son voluntarias o, por el contrario, es una fachada de comercio y trata de personas con fines de explotación sexual, un flagelo que atenta contra los derechos humanos de las víctimas, su vida y dignidad.

Para los explotadores:

 

Explotador, lucrarse de prostitución ajena y pagar por utilizar sexualmente a las personas, no es hacerle un favor a las víctimas sumergidas en una cotidianidad de violencia, abusos, esto es aprovecharse de la vulnerabilidad y de sus derechos fundamentales al trato respetuoso y no degradante, a su intimidad personal y a la libertad para elegir sobre su vida.

 

La ambición por el dinero y el deseo por satisfacer necesidades sexuales propias o de terceros, son las causas de origen de un negocio que ha trascendido fronteras y desemboca en el sexo a costa de la libertad, integridad, bienestar y voluntad de miles de niñas, niños, adolescentes y adultos. 

Estas acciones inescrupulosas destruyen la dignidad humana y dejan secuelas físicas, emocionales y psicológicas atroces en la vida de las víctimas.

 

Proxeneta, has transgredido la Constitución Política de Colombia que establece la prohibición a “la esclavitud, la servidumbre y la trata de seres humanos en todas sus formas” (Artículo 17). Camuflar la trata como prostitución es un modo de esclavitud sexual moderna, que tiene incontables víctimas de todos los géneros, edades y nacionalidades.

 

Prostituyente, tu dinero y demanda por servicios sexuales es la principal razón del éxito de las redes de trata en contextos de “prostitución”. Eres quien estimula la captación de personas y su posterior victimización, aún más, cuando las agredes no solo sexualmente, sino físicamente. ¿No te das cuenta de su situación de vulnerabilidad? 

 

Las víctimas de trata de personas son arrebatadas de su voluntad, obligadas a consumir alcohol y drogas, expuestas a enfermedades de transmisión sexual y lastimadas de múltiples maneras. Ustedes, explotadores, son responsables de un sinfín de violaciones a los derechos humanos universales. Son los instigadores de un delito cruel que victimiza principalmente a niñas y mujeres.

 

Para las víctimas y comunidad:

 

Denuncia. Si estas sufriendo por este flajelo o ya no eres parte de el pero conoces a mujeres, hombres y niños que puedan sufrir este delito, contáctanos y únete a la lucha contra las redes de trata. Tu participación es importante para salvar la vida de las víctimas y alertar a la comunidad. Puedes comunicarte con nosotros a través de las líneas gratuitas y confiables 122 o 01 8000 52 20 20.

La trata de personas es un delito que en muchos casos se oculta bajo la prostitución, si conoces algún caso contáctanos y denuncia.