6
FB Twitter Instagram Google+ Linkedin

Infórmate sobre el tráfico de personas y explotación sexual

Línea
122
LÍNEA GRATUITA NACIONAL
01 8000 52 20 20
Escríbenos
Línea
122
LÍNEA GRATUITA NACIONAL
01 8000 52 20 20
Home
/
Noticias
/
Seis mitos y realidades de la trata de personas
SEIS MITOS Y REALIDADES DE LA TRATA DE PERSONAS

Respecto a la trata de personas existe un tabú que ha permitido que se difundan mitos en los que los tratantes y captadores se ocultan para cometer sus actividades inescrupulosas, por eso en  #EsoEsCuento te aclaramos las dudas que tengas destapando 6 mitos de la trata de personas con la realidad que lleva este delito en la siguiente nota.

Alrededor de la trata y el tráfico de personas se tejen muchos mitos que pueden sesgar tu percepción de cada delito, tu concepto de las redes y tu pensamiento sobre quienes están en peligro de ser víctimas. Cuando crees en los mitos, tu integridad está en riesgo, pues tu estado de alerta respecto a este flagelo se descuida y te conviertes en una persona vulnerable. Es importante que conozcas la realidad de la trata y descartes los mitos que se entrelazan a ella.

 

La manera de prevenir el delito de trata de personas es conocer sus finalidades, las modalidades de captación y diferenciar lo falso y lo real de una práctica cruel e ilegal que aqueja a Colombia y al mundo. Estos son algunos mitos y realidades relacionados a la trata de personas.

 

Mito 1: Todas las víctimas de trata de personas son mujeres

 

Es uno de los mitos más populares que puedes oír, sin embargo, no lo creas. Las redes de trata de personas no diferencian entre edad, condición social, raza o género. Si eres niña, niño, adolescente, mujer, hombre o adulto mayor, estás en riesgo.

 

Aunque los registros de la Fiscalía General de la Nación revelan que la población más afectada por este delito en 2016-2017 fueron mujeres y niñas en un 86%, personas del género opuesto y con diferentes rangos de edad, también pueden ser privadas de su libertad y obligadas a ser víctimas de explotación sexual, trabajo forzado, matrimonio servil, mendicidad ajena o extracción de órganos.

Mito 2: La trata de personas tiene como único fin la esclavitud sexual   

 

La trata de personas se define como el comercio de seres humanos con el propósito de la explotación, esto incluye el aspecto sexual, laboral y la servidumbre. De acuerdo a datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la ONG internacional Walk Free Foundation, en 2016 se calcularon alrededor de 25 millones de víctimas de trabajos forzados, y 15 millones de víctimas de matrimonio servil a nivel mundial. El panorama de la niñez en este aspecto es entristecedor, casi el 37% de las víctimas son obligadas a casarse, 21% de ellas son explotadas sexualmente y 18% sometidas a trabajos forzosos.

Mito 3: Los tratantes y captadores son exclusivamente hombres

 

Las redes de trata y tráfico de personas están conformadas por hombres y mujeres. Creer que solo los hombres están involucrados en esta actividad inescrupulosa, te hace vulnerable frente a las tratantes y captadoras. Desconfía de todo aquel que te ofrezca propuestas de trabajo atractivas en otra ciudad o país, te prometa cumplir tu sueño de viajar al exterior o cambiar tu estilo de vida y situación económica repentinamente. Recuerda que tienes a tu disposición las líneas 122 y 01 8000 52 20 20, gratuitas y confiables, para corroborar las ofertas y denunciar la trata de personas.

 

Mito 4: Las víctimas de trata son personas con poca educación    

 

Es una afirmación alejada de la realidad. Las redes de trata ajustan sus ofertas y modalidades de captación de acuerdo al perfil de cada víctima. Aún si eres estudiante de universidad, profesional o cursas un posgrado, estás en riesgo de ser víctima. Este delito no distingue entre educación y analfabetismo, pobreza o riqueza, adultez o juventud, es un flagelo que victimiza por igual.  

 

Mito 5: Los tratantes son personas que no conoces        

 

Los integrantes de las redes de trata de personas suelen ser hombres y mujeres carismáticos que se ganan tu confianza para cumplir su cometido final. Su preocupación por ti y tu familia e interés en ayudarte, generará lazos de afecto y amistad que no son sinceros, teniendo en cuenta las verdaderas intenciones de los tratantes.

 

Mito 6: Pagar por “favores sexuales” a niños, niñas, adolescentes y demás víctimas, mejora su situación económica

 

La explotación sexual no es un trabajo, es un acto inhumano hostigado por la coerción. Quienes pagan por utilizar sexualmente a las personas, son explotadores que vulneran los derechos de las víctimas y no contribuyen a su bienestar emocional o económico. Los niños, niñas, adolescentes, hombres y mujeres en condición de victimización, viven constantes abusos y están expuestos a situaciones que no consienten.

 

Si escuchas estos mitos en tu cotidianidad, desmiéntelos. La realidad del delito de trata de personas es diferente. Muchas de las víctimas de tráfico de personas, también pueden verse sometidas a prácticas de esclavitud sexual y laboral en el contexto fronterizo. Mantente atento al riesgo y comparte esta información, la lucha contra la trata de personas requiere del esfuerzo de todos.

 

 

Fuente: Ministerio del Interior

La trata de personas no es un cuento, si conoces algún caso denuncia. ¡Contáctanos!